El presidente Álvaro Uribe autorizó la extradición a Estados Unidos de un mayor del Ejército sindicado de ser integrante de una banda de narcotraficantes.