Un joven de 22 años fue víctima de un presunto caso de hurto e intolerancia en Transmilenio el pasado sábado 16 de abril.

Daniel es una víctima de este nuevo caso de violencia e inseguridad en la ciudad, pues desde el Hospital de San Rafael, esperando una cirugía para su brazo derecho y pierna izquierda, cuenta que en la noche de ese sábado se subió al articulado G22, a las 9:30 de la noche y que su siguiente recuerdo es bajo el puente de la 68 muy adolorido y lleno de tierra.

Le puede interesar: Reportan explosión de “motobomba” en Argelia; denuncian que los objetivos eran firmantes de paz

Cuenta que al ingresar al bus, aunque no recuerda muy bien el olor, afirmó haber sentido un ambiente extraño y desde ese momento no tiene más recuerdos de lo sucedido esa noche.

Al despertar, alrededor de las 4:00 de la madrugada, Daniel estaba bajo el puente de la 68, sin sus pertenencias y con un fuerte dolor en sus piernas y un brazo, pues al intentar levantarse, el joven cayó al suelo ya que tenía una de sus piernas fracturada.

En conversación con CM&, el joven comentó que las primeras hipótesis del cuerpo médico, sobre la sustancia que lo pudo poner en esta situación, sería escopolamina, sin embargo, es difícil detectar la sustancia exacta ya que después de 8 horas en contacto con el cuerpo es imposible percibir la sustancia en la orina.

Le puede interesar: SIP rechaza ataques de candidatos y alcaldes contra la prensa en Colombia

Ahora, se encuentra en un difícil proceso de cirugías por sus graves lesiones, sugiere que probablemente fueron varias personas que lo atacaron y que cuando el se encontraba inconsciente lo patearon y golpearon, “yo pienso que me patearon hasta que pensaron que estaba muerto”.

Por el momento su madre y su pareja se encuentran adelantando los proceso de denuncia para que se realice la respectiva investigación.