Ante el aumento de más del 100 por ciento del parque automotor en los últimos 10 años, pasando de 600 mil a 1 millón 400 mil vehículos en el área metropolitana de Medellín, sumado a las condiciones meteorológicas que originan los episodios de mala calidad del aire, se estudia la posibilidad de cobrar una tasa por contaminación atmosférica tanto a propietarios de vehículos como de empresas.

«En muchas ciudades del mundo es lo que se hace ya. Acá hay unas propuestas que son de corto, mediano y largo plazo. Lo que no debe seguir pasando es que se siga contaminando de la forma como lo hacemos», dijo Federico Gutiérrez Zuluaga, alcalde de Medellín.

El alcalde de Medellín le respondió al Ministerio de Transporte sobre los efectos de las restricciones al transporte se carga.

«Aquí hay unas competencias que cada entidad debe asumir y si estamos así es porque no se ha hecho a lo largo de muchos años. ¿Y dónde está esa chatarrización?, ¿y dónde están esos fondos?, todavía tenemos aquí volquetas y camiones de más de 20 años. Y si yo tengo que tomar decisiones para proteger la salud de la gente, las voy a seguir tomando y por encima de los temas económicos está la salud de la gente».

Este jueves, el alcalde de Medellín, en la presentación de su rendición de cuentas, afirmó que en el tema de la calidad del aire tomó medidas drásticas porque no existían protocolos para enfrentar crisis ambientales.