Con la consigna «Juntas paramos, juntas avanzamos» y vistiendo prendas moradas, más de mil mujeres de todas las edades y condiciones sociales de las organizaciones femeninas de la ciudad, salieron a marchar por las principales calles de Medellín. Ellas se unieron al paro internacional de mujeres que busca igualdad de condiciones laborales y respeto por su vida y por su dignidad.

«La idea es que nos unimos al paro mundial de mujeres, 150 países que ya han empezado a marchar en todo el mundo y es ‘Si con nosotras no cuentan, no cuenten con nosotras’», aseguró Patricia Uribe, directora organización Vamos Mujer.

En los dos últimos años 7.600 mujeres han presentado denuncias de violencia en la línea 123 de Medellín.