El director del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Carlos Eduardo Valdés, confirmó la identificación de dos cuerpos que fueron asesinados con arma blanca, se trata de los dos ciudadanos ecuatorianos Óscar Villacis y Katty Velasco que habían sido secuestrados desde abril.

Las labores de inteligencia permitieron la ubicación de los fallecidos en el municipio de Barbacoas, Nariño. Desde el principio, se creyó que se trataba de la pareja de ecuatorianos.

La llegada a Pasto de peritos especializados del Instituto de Medicina Legal y Ciencias forenses permitió, mediante las pruebas de dactiloscopia, identificar plenamente los cuerpos que fueron hallados en una fosa en zona limítrofe de Colombia y Ecuador.

El cotejo científico permitió establecer que estás personas fueron asesinadas por múltiples heridas cortantes, lo que produjo una anemia aguda secundaria por las lesiones. De igual manera, se presume que habrían muerto al rededor de dos meses atrás.

Las autoridades de los dos países iniciaron los trámites necesarios para llevar a cabo el proceso de repatriación al vecino país del Ecuador.