Un médico de Medellín que está requerido por la justicia por la muerte de una norteamericana en uno de sus quirófanos, tiene 17 investigaciones pendientes en la Fiscalía de Colombia, pero sólo parece moverse en su contra el expediente de Estados Unidos.

Carlos Ramos Corena es uno de los médicos que investiga la Fiscalía por supuestamente realizar cirugías plásticas sin acreditar su especialidad. La justicia norteamericana lo acusa de la muerte de una puertorriqueña que se practicó un procedimiento en su clínica en Medellín. En Colombia Ramos Corena tiene 17 investigaciones en la Fiscalía.

En 2011 una odontóloga falleció luego de practicarse una mamoplastia y una liposucción en la clínica de Corena. Según el médico su muerte no se produjo por falta de pericia.

“Las causas de la muerte no fueron por negligencia médica, fueron riesgos inherentes a la cirugía que le puedo haber pasado a cualquier cirujano y en cualquier tipo de clínica” expresó Ramos Corena.

Publicidad

Tres años después, el 30 de septiembre de 2014, Nancy Santana, una empresaria de Puerto Rico, falleció luego de ser intervenida por la clínica de Corena. Estados Unidos lo acusa de esa muerte.

“El deceso desafortunado de Nancy Santana fue al día siguiente por un embolismo graso, esta es otra entidad que puede ser fácilmente verificable, es un riesgo inherente a la cirugía y nos absuelve de cualquier conducta negligente” dijo el profesional médico.

Según el médico, las cirugías plásticas que realiza su clínica las hace un equipo médico, en el cual, él solo actúa como apoyo.

“Por ejemplo en un cirugía de mamas, yo soy quien ayuda a colocar las prótesis, yo soy el que puede suturar el músculo, puede suturar glándulas, mucosa, secar campos, cauterizar vasos, ese es el médico de apoyo y yo como médico y cirujano estoy en toda la capacidad de hacerlo” agregó.

También asegura tener el apoyo de Medicina Legal para sustentar su inocencia.

El periodista Juan Esteban Mejía reveló desde 2011 las historias detrás de las cirugías de la Clínica del médico Carlos Ramos Corena.