La decisión fue tomada por la Fiscalía  por supuesto apoyo al paramilitarismo en el Urabá antioqueño cuando era comandante de la Brigada XVII del Ejército en 1997.

El general (r) fue detenido el cuatro de septiembre con base a las declaraciones de los ex jefes paramilitares Salvatore Mancusso y Heber Veloza alias ‘H.H’.

Además la Procuraduría solicitó a la Corte Suprema reabrir la investigación en su contra que fue precluída  por la Fiscalía en la dirección de Luis Camilo Osorio.

El ex oficial está sindicado por concierto para delinquir, peculado sobre bienes de dotación y prevaricato por omisión.