‘Melani’ es el nombre que recibe el misterioso flamenco negro que reapareció por quinta ocasión luego de siete años en el lago salado de Akrotiri, una zona pantanosa de Chipre.

Las Fuerzas Británicas chipriotas confirmaron el retorno de quien podría ser la única especie del ave existente en el mundo, y que curiosamente se volvió a tener conocimiento de ella en el marco de su décimo cumpleaños, según apunta Thomas Hadjikyriakou, director del Centro de Educación Ambiental de Akrotiri.

‘Melani’ fue avistada pro primera vez en el año 2015.

 “Muy pocas personas habían tenido la suerte de verla en el pasado, por lo que regresar de nuevo, en su cumpleaños, y ver que le está yendo bien es maravilloso”, dijo el director Hadjikyriakou en declaraciones recogidas por el diario ABC.

También puedes leer: Video: Osa polar pide ayuda a humanos tras atorar su lengua en una lata de leche condensada

La extraña condición del flamenco viene por cuenta del ‘melanismo’ que padece, el cual consiste en una irregularidad genética que causa un exceso de pigmentación oscura en el color del animal, causando el ennegrecimiento total de la piel y sus faneras.

“Su regreso significa que más personas podrán disfrutar de esta maravillosa vista y, por supuesto, todos estamos muy emocionados porque es el único flamenco de su tipo en el mundo y se sabe muy poco sobre ella, añadió Hadjikyriakou.

Pese a la expectativa generada por el regreso del curioso animal, el funcionario advierte que las personas no deberían intentar acercarse al ave o caminar hacia el lago porque podría alterar su hábitat.

Estos flamencos acuden en masa al lago para alimentarse de camarones y plancton, y la gran mayoría se quedan una gran parte año si las condiciones se mantienen óptimas.

“Los flamencos suelen quedarse entre octubre y febrero, pero no hay forma de saber cuánto tiempo se quedará el flamenco negro. Mi consejo sería aprovechar la oportunidad de verlo ahora, porque no podemos estar seguros de que volverá el año que viene, aunque parece que le gusta estar aquí, revela Hadjikyriakou.