La primera dama de Estados Unidos Melania Trump realizó una visita inesperada a los centro de detención ubicados en Texas, donde están albergados algunos de los menores que fueron separados de sus padres inmigrantes.

La primera dama estadounidense, Melania Trump visitó el centro de menores de McAllen, en donde están albergados unos 60 niños de entre cinco y 17 años; en su mayoría procedentes de El Salvador y Honduras.

Luego de escuchar a los funcionarios que se encargan del cuidado de los niños, indicó que viajó para conocer de primera mano la situación que viven los menores y expresó su deseo de ayudar a reunirlos lo más rápido posible con sus padres.

Sin embargo, la chaqueta que llevaba puesta fue blanco de críticas, pues en su espalda tenía un mensaje en ingles que decía: realmente no me importa, ¿ a ti?

La visita de Melania que busca apaciguar la crisis por la separación de menores, se da luego de que la revista Time publicara en su portada una impactante imagen del presidente Trump enfrentando a una niña inmigrante, con la frase: Bienvenida a América.

Y a esto, se suma la denuncia del Centro de Derechos Humanos de los Ángeles que asegura que en algunos centros de detención, los menores reciben medicamentos psicotrópicos financiados por el Gobierno estadounidense.