El tradicional Mercado de las Pulgas de Usaquén, en el norte de Bogotá, no apareció este fin de semana…

Y puede seguir desaparecido sino encuentran una fórmula de poner de acuerdo a los vendedores que cada fin de semana alegraban las caminatas por Usaquén.

Hoy en el lugar donde siempre se instala el mercado de las pulgas de Usaquén, solo había una mesa recogiendo firmas…Pero mientras muchos ciudadanos piden que el mercado vuelva, y decenas de comerciantes exigen su derecho al trabajo…

Pocos saben que de esos 120, sólo 22 eran asociados a “Toldos de San Pelayo”  y el resto invitados, y hubo muchos como consta en este documento que pusieron una queja a la Alcaldía local ya que se sentían estafados, pues la diferencia en el valor pagado por ser asociado o invitado era de casi 9 veces el valor.

Plata que según “San Pelayo” era para la logística del mercado…

Pero a pesar de que la asociación cedió, e intentaron cambiar los estatutos, el tema se les creció, y los problemas también… Del dinero recaudado sólo se sabe que hay una gruesa suma de dinero invertida…

Publicidad

Lo cierto es que la Alcaldía no quiere que se vayan de ahí…

Pero como aun no hay claridad en las cuentas, la Alcaldía tuvo que oficiar al IDU para que revocaran el permiso de funcionamiento, hasta tanto no estén todos en las mismas condiciones.