La canciller alemana, Angela Merkel, insistió hoy en que se siente “bien” de salud y se mostró convencida de que está capacitada para completar su mandato, previsto hasta 2021, pese a los reiterados temblores públicos sufridos en las últimas semanas.

“Bien, me siento bien”, respondió la líder alemana, en su conferencia de prensa habitual antes del receso vacacional, de unos 90 minutos, en la que se sometió a todo tipo de preguntas.

“Entiendo que me pregunten sobre mi salud”, contestó Merkel a la siguiente cuestión sobre el tema, para mantenerse en su posición de no dar más explicaciones al respecto, como ha hecho en las últimas semanas, ya sea personalmente o a través de alguno de sus portavoces.

“Me conocen desde hace un rato”, dijo, tras aludir a su reconocido “sentido de la responsabilidad” y al hecho de que adoptaría las medidas oportunas de no estar en condiciones de seguir en el cargo.

La canciller se refirió asimismo a su decisión, anunciada en octubre del año pasado, de no optar a otra legislatura una vez completado su actual mandato, el cuarto.