En Tibú, Norte de Santander, el presidente Santos les pidió a los negociadores de La Habana, «meterle el acelerador» al acuerdo para cerrarlo pronto. Tibú fue una de las poblaciones que votó mayoritariamente por el No. El presidente resaltó este hecho para pedirles a sus habitantes que explicaran por qué.