Canadá, México y la Unión Europea no tardaron en tomar represalias contra Estados Unidos luego de la decisión de restringir las importaciones de acero y aluminio con la imposición de aranceles.

Los aliados comerciales de Estados Unidos respondieron con represalias a la nueva imposición de aranceles anunciada por el gobierno de Donald Trump.

El gobierno canadiense impondrá aranceles contra productos estadounidenses, entre ellos el acero y el aluminio, por un valor aproximado de 12.800 millones de dólares.

Las represalias fueron anunciadas por el primer ministro de Canadá Justin Trudeau, quien agregó que las medidas adoptadas por Estados Unidos son inaceptables e inconcebibles.

A este rechazo se sumó el presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien aseguró mediante un comunicado que pondrá en marcha medidas compensatorias por un monto equiparable al nivel de la afectación; y que estarán vigentes mientras Estados Unidos no elimine los nuevos aranceles.

Los impuestos mexicanos se verán representados en aceros, embutidos y alimentos específicos.

Los países miembros de la Unión Europea también rechazaron los impuestos.  Francia y Alemania consideraron la medida como ilegal e inaceptable.  

Publicidad

La comisión Europea aseguró que denunciará este viernes a Estados Unidos ante la Organización Mundial del Comercio, el  mismo día en el que hará el anuncio de las medidas de reequilibrio que tomará para proteger su industria.