La Canciller mexicana, Patricia Espinosa aseguró que no hay problema diplomático alguno entre su país y el gobierno colombiano.

La ministra de relaciones exteriores de México, Patricia Espinosa, aseguró que las relaciones bilaterales entre Colombia y ese país no han sido dañadas  por los señalamientos que el presidente colombiano Álvaro Uribe hizo con respecto a los mejicanos muertos y/o heridos en el ataque al campamento de las FARC en Ecuador a comienzos de marzo.   

Según la jefe del cuerpo diplomático mexicano, aunque las palabras de Uribe fueron rebatidos por el propio presidente Calderón, las relaciones ente los dos países son más amplias que el tema de los mejicanos involucrados en el ataque del ejército colombiano.

Aunque el presidente Uribe fue tajante en asegurar que los caídos mejicanos  en el campamento eran terroristas, el mandatario Calderón replicó que no debían adelantarse a los resultados de las investigaciones.

La ministra puntualizó que los dos presidentes están conscientes en mantener el mejor nivel de las relaciones entre los dos países.