Tal vez la prueba más contundente que se tenía sobre falsos positivos, antes de la investigación por los reclutados de Soacha, fue la cinta que Marta Giraldo grabó cuando sorprendió a un grupo de militares junto al cadáver de su padre, a quien pretendían mostrar como guerrillero…

han pasado dos años y ocho meses… Hace ese tiempo se abrió la investigación, pero en la actualidad sólo hay un detenido… Varios de los otros denunciados ya ascendieron en su carrera militar.

El 11 de marzo de 2006, el Ejército informó que las tropas habían abatido a un miliciano de las FARC a las afueras de Cali. Horas después… La hija mayor de José Orlando Giraldo, el supuesto guerrillero, llegó a la finca de la vereda Golondrinas, que cuidaba su papá. Aterrada, la joven dijo que los militares lo asesinaron por equivocación.

A pesar de su intenso dolor, enfrentó a los militares que se quedaron en el sitio y encendió su cámara de video para registrar todos los detalles de la acción de los militares, incluida la imagen sin vida de su padre. Hoy, Martha reconoce que la investigación ha avanzado, pues uno de los presuntos involucrados en la masacre de Jamundí también está acusado en la investigación por la muerte de su padre.

“Hay un detenido que es el sargento Luís Eduardo Mahecha, que en ese momento era el encargado de inteligencia del batallón de Alta Montaña”.

Pero le parece que todavía no hay garantías, pues otros investigados no sólo permanecen en el Ejército sino que han ascendido.

“Son 10 miliares que están siendo investigados pero…  “En vez de que estos militares sean separados del servicio porque hay pruebas de su culpabilidad, el que era antes Capitán del Ejército, hoy es Mayor, que es Manuel Arturo Pabón”

Espera que la justicia resuelva su caso para que lo ocurrido con su padre no termine sin resolver, como otros de los llamados falsos positivos del ejército.