La garantía de no extradición, como la que le concedió la JEP a Jesús Santrich, no aplica para los miembros de la Fuerza Pública que se acogieron a la Justicia Especial para la Paz. Así quedó demostrado con el caso de un soldado que será enviado a Estados Unidos. 

La inminente extradición a Estados Unidos de un soldado pedido por narcotráfico mientras es juzgado por la JEP por otros hechos, es el primer caso que confirma el trato asimétrico y diferenciado para los miembros de la Fuerza Pública en la Justicia Especial.

Estás diferencias quedaron contempladas en el acuerdo de paz y fueron defendidas por el gobierno Santos durante la negociación.

Sin embargo, el experto en justicia penal internacional y justicia militar, Jean Carlo Mejia Azuero considera que en el caso específico de la extradición la negociación no fue buena.  

“Es preocupante y no por el caso de un soldado ni la relación con el narcotráfico, si no por como fue estructurado el tema de la extradición en la negociación de La Habana y como fue incorporado a las leyes internas”, dijo el experto.

Además consideró que no tener garantía de no extradición para la Fuerza Pública “no sólo es asimétrico si no preocupante”.