Militares y guerrilleros del ELN se aliaron en Arauca para derrotar a las FARC… La revista Semana revela unas grabaciones que dan cuenta de operativos conjuntos para matar presuntos miembros de las FARC…

Las grabaciones, además, hablan de tráfico de granadas del Ejército que habrían sido entregadas al ELN.

La revista Semana reveló que en el año 2006, oficiales del ejército se unieron con guerrilleros del ELN para enfrentar a las FARC.

La fiscalía interceptó conversaciones que sostuvo un Mayor del Ejército con uno de los comandantes del frente Domingo Laín el ELN.

“Buenos días” “Qué más mi viejo”

En una de las comunicaciones, el oficial se comprometió con el guerrillero a mover sus soldados de un municipio para facilitarle al ELN asesinar a supuestos milicianos de las FARC.

Publicidad

“Yo pienso meter una gentecita ahí, para que hagan algunas vueltas que los manes van a salir a cobrar unas platas, unos milicianos… ¿Cómo hiciéramos para que de pronto no nos fuéramos a pisar las mangueras ahí, hermano, mientras cascamos esos manes?”

“¿Sabe cuál es el problema que estoy pensando? Que ahí nosotros siempre mantenemos gente ahí dentro. Tocaría como buscarles algún objetivo para algún lado para que ellos… ¿si me entiende?

“Sí, sí, que dejen trabajar”

“Sí, sí, correcto. Y que ellos tampoco sospechen nada. Tampoco es que muestre que nos quede eso como una masacre o algo así, hermano, porque eso sí es un problema”

“No, por ahí creo que unos tres, unos tres malparidos y no más” Según el informe de Semana, los guerrilleros de la columna Martha Elena Barón, le facilitaron al militar algunos “falsos positivos”.

“Vueltas buenas hay para usted, tienen ahí la de Caranal, eso sí son 10 milicianos que hay ahí concretos… Como me estaba diciendo Eduardo, que ustedes necesitaban resultados, que tal, que necesitaban mostrar alguna vaina…”

“Ayer, antier, hubo cambio de cúpula ¿no?, ese de pronto alivia la presión de esa vaina”

El guerrillero le pidió al uniformado que le consiguiera granadas de 40 y 60 milímetros… el oficial se comprometió a hacerle el favor.

“Sí, no hay problema, yo le averiguo eso bien”

“Bueno, viejito”

A pesar de la rigurosa investigación de la fiscalía, no se pudo comprobar que lo prometido por el oficial al guerrillero, se haya realizado.