El periodista Miller Rubio, que el jueves 21 de julio fue capturado y al día siguiente recuperó su libertad, aunque sigue vinculado a un proceso por favorecer a alias Pedro Orejas habló con Noticias Uno.

Él sostiene que la Policía editó sus conversaciones telefónicas y que un periodista tiene toda clase de fuentes, desde las oficiales hasta los mafiosos.