Una declaración del ministro de agricultura podría dilatar cualquier arreglo con la minga indígena que está en Bogotá.

El ministro Andrés Felipe Arias dijo que si de él dependiera no compraría las tierras que el presidente ordenó para cumplir los acuerdos con los indígenas. La declaración, como es natural, cayó mal entre los representantes de los marchantes.