José Miguel Vivanco acusó al Gobierno de Colombia de nombrar en puestos clave a nueve generales contra los cuales existirían evidencias que los implicarían en falsos positivos. La acusación incluye al comandante del Ejército, general Nicacio Martínez. 

El ministro Guillermo Botero también defendió la trayectoria de los otros ocho acusados por Vivanco. 

Aclaró que hay dos oficiales activos que se sometieron a la JEP pero el Gobierno respeta su presunción de inocencia y considera que los cargos que ocuparon no tenían relación con los lugares donde ocurrieron los crímenes.