El Ministerio de Cultura está dispuesto a llenar de aplicaciones para jugar los computadores y móviles de los niños que lo visiten.