El ministro de Hacienda José Antonio Ocampo reveló detalles del plan financiero del próximo año, de lo que será la hoja de ruta en materia económica en el país en crecimiento, inflación y otros indicadores macroeconómicos como petróleo y gasto público.

En las cuentas del Ministerio de Hacienda y Crédito Público 2023, estará enmarcada por una desaceleración de la economía debido al contexto internacional.

De esta manera se estima un Producto Interno Bruto para el próximo año en 1,3 %, mientras al cierre de 2022 se terminará sobre el 8,2 %.

La cifra se ajustó a la baja si se tiene en cuenta que en agosto pasado se proyectaba en 1,8 %.

El ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo dijo que se tendrá una actividad económica, “comparada con el 2019, es decir, con la prepandemia que es casi el 13 % superior y de hecho es superior al registro de las economías emergentes”

El funcionario afirmó que pesa las estimaciones, el aparato productivo mantendrá su dinámica lo que evitará la perdida de empleo.

Y agregó: “Hay muchos factores favorables, por ejemplo la baja de la inflación con el aumento del salario mínimo e incluso los programas fiscales”

El Gobierno anunció fuertes inversiones para la financiación de los programas sociales para ello se presentará un proyecto de adición presupuestal por 20 billones de pesos proveniente de la reciente reforma tributaria.

Los mayores ingresos representarán una reducción en el déficit fiscal y una mayor reducción de la deuda; sin embargo, se mantiene la preocupación por el Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles que seguirá obligando al gobierno a mantener alzas progresivas en la gasolina.

Por el lado de la inflación se proyecta 7,2 % en 2023, lo que significa que se tendrá una corrección en el índice de precios sobre todo desde el segundo trimestre del próximo año.

El Estado tendrá varios ingresos adicionales provenientes de los excedentes de las empresas públicas sumados a las acciones de evasión de la DIAN que este año sumaron 6.2 billones de pesos.