El pasado lunes 20 de marzo, 60 uniformados del Ejército venezolano se instalaron en una finca del sector de Bocas del Juju, en Arauquita, Arauca. Destruyeron cultivos y amenazaron a los campesinos.

Los militares hacen parte de la Zona Operativa de Defensa Integral Nº 31 Apure, que está bajo el mando del General Santiago Sandía. El oficial dice que sus hombres no entraron a territorio colombiano. “Si lo ven para acá dicen: ‘Esto ya es Colombia’. Y no es Colombia. Esto aquí, este sector aquí donde están los pájaros hay un hito que es el hito 41 que lo delimita y que establece que no es el río, está 5 kilómetros más acá el límite con Venezuela”, afirmó Sadía.

El Ministro de Defensa venezolano General Vladimir Padrino aclaró que no fue que sus tropas cruzaran la frontera sino que el río se movió. “Nosotros estamos convencidos que instalamos un campamento en territorio venezolano… Debido a los cambios que tiene el cauce del río Arauca que es una de las referencias para la delimitación geográfica de ambos países, el cauce se va moviendo, va y viene, y bueno ha generado una confusión”.

El Comandante de la unidad dijo que los hombres que se instalaron en esta finca son inofensivos. En la zona que las autoridades venezolanas dicen que es su territorio, quedaron unidades de combate de las Fuerzas Militares colombianas.