En el congreso de Fasecolda, que se desarrolla en Cartagena, se conoció que la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, instaló veedurías regionales en Barranquilla y Cartagena, con el objetivo de evitar actos de corrupción en los diferentes proyectos.

La jefe de la cartera de Transporte tuvo un encuentro con gremios, empresarios y las cámaras de comercio de las capitales de Bolívar y Atlántico para instalar veedurías que le hagan un mayor seguimiento a los proyectos.

“El objetivo de las veedurías regionales es entregarle a la sociedad civil la información para que hagan una veeduría de cómo van sus proyectos de obra, tanto a través de concesiones o obra pública, el objetivo es que la sociedad se apropie de estos proyectos”, dijo Orozco.

Asimismo, dijo que la entrega del Túnel de La Línea se prolongará por lo menos dos años más, “el Túnel de La Línea tiene un faltante de $600.00 millones, el tema es cómo conseguimos los recursos para terminarlo en los siguientes dos años”.

El superintendente Financiero, Jorge Castaño, aseguró que hay que analizar la propuesta de modificar las tarifas del Soat, pues podría afectar la sostenibilidad del sector.