Dos mujeres fueron asesinadas en un lapso de 4 días. Una, era Andrea Flórez, detective del DAS, y la otra, Jalheni Andrea Murcia Martínez, ejecutiva de vehículos de la unidad de ahorro y crédito de  Coomeva. La detective, tenía un seguro de vida por 100 millones que su esposo cobró.

La joven Andrea Murcia, también tenía un seguro por 150 millones de pesos. La historia de las dos jóvenes tiene un factor de coincidencia, primer beneficiario de sus seguros de vida, era el mismo hombre, Ignacio Valderrama Becerra, esposo de la detective y amigo de Andrea Murcia.

Valderrama habló esta semana con Noticias UNO y dijo que nada tiene que ver con las muertes de su esposa y su amiga. Él trabaja como director del área de seguros de una empresa transportadora.

Publicidad

El 29 de Agosto de 2007, Jalheni Andrea Murcia, salió a las 4 y 30 de la tarde de su oficina, tomó un taxi y jamás regresó. Seis días después, fue encontrada asesinada con tres disparos en esta zanja entre el municipio de Cota, Cundinamarca, y el sitio conocido como Siberia, en Funza.

“Es campo abierto, no se aprecia farolas de luz, la vía no está iluminada y el cadáver se encontraba en la zona a 9,70 metros de la vía”

El 3 de septiembre de 2007, un día antes de ser encontrado el cuerpo de Andrea Murcia, la funcionaria del DAS, Andrea Flórez y su esposo, Ignacio Valderrama, pasaron por esta calle, a las 6 y 30 de la tarde, buscando una farmacia para comprar un medicamento para su pequeña bebé. Cuando Ignacio bajó de su carro para hacer la compra, le dispararon a su esposa que se quedó esperando en el vehículo.

“Eran como las 7 de la noche, parece que fue acá cerca a la clínica”

Este hombre que estaba frente a la clínica donde Ignacio llevó a su esposa, dice que recuerda al joven pidiendo ayuda.

“El hombre salió corriendo hacia allá y pidió ayuda desesperado pero no había nada que hacer, estaba muerta”

Luego de un año y 6 meses, las autoridades no han encontrado a los asesinos. El fiscal responsable de la investigación, en Funza, Cundinamarca, dice que no hay pruebas contundentes contra algún sospechoso.

Lo único que se sabe hasta el momento, es que Ignacio Valderrama, amigo de la administradora de 24 años y esposo de la detective, tiene otro familiar, llamado Marlon Vanegas, que también trabaja en el DAS.