El juez primero penal del circuito de Cartagena, Freddy Machado ratificó la libertad de Lucas Tamayo, el curador Ronald Llamas y el arquitecto Claudio Restrepo quienes habían sido capturados acusados de urbanización ilegal y daño a los recursos naturales por adelantar el proyecto Aquarela que se construye en inmediaciones al Castillo San Felipe.

El togado que lleva el proceso, confirmó que las licencias que obtuvo el proyecto Aquarela son legales, por lo que el abogado de Lucas Tamayo, dueño de Aquarela, calificó como un mito el hecho de que Cartagena pueda salir de la lista de la Unesco donde permanece como patrimonio histórico de la humanidad.

Entre tanto, la alcaldesa confirmó que respeta las decisiones judiciales, “respetamos lo que la justicia tenga y tendremos otras instancias administrativas, y esperamos las decisiones”.

El proyecto Aquarela se encuentra suspendido hace varios meses por una acción popular que presentó el Ministerio de Cultura y a la fecha el juez no ha determinado el futuro de la obra que planea construir 900 apartamentos de interés social.