La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, le hizo pasar un incómodo momento a su esposo, Donald Trump, quien fue captado por las cámaras en medio de un trabajoso intento por tomar su mano.

No es la primera vez que ocurre, por lo que cada vez que salen en escena, las cámaras se concentran en captar si la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, tomará la mano de su esposo, el hombre más poderoso del mundo.

En la Casa Blanca, cuando Trump daba la bienvenida este martes a su par francés, Emmanuel Macron, y a su esposa Brigitte; el mandatario estadounidense intenta, con varios movimientos sutiles, tomar la mano de Melania.

Primero aproxima su mano a la de ella, luego la toca con el dedo meñique una, dos veces. Insiste; mientras Melania parece incomodarse. Finalmente, la primera dama accede al sutil pedido de su marido y le toma la mano con fuerza.

Pero segundos después se frena un poco para volver a soltar la mano del presidente.