Noticias UNO obtuvo la tercera declaración judicial del hombre que llevó a la Fiscalía hasta el cadáver del cacique de Tuchín, Córdoba. En ésta explica que dijo la verdad en la primera, sobre el papel que en su muerte jugó el parapolítico Pedro Pestana y que recibió amenazas y promesas de dinero antes de la segunda.

Jesús Alberto Mejía o alias ‘Andrés’ como lo conocían cuando comandó la bacrim de los ‘urabeños’ en Córdoba, fue quien llevó en julio de 2016 a la Fiscalía hasta la fosa donde estaba enterrado el líder indígena de Tuchín, Misael Solano, desaparecido en 2014.

Entonces, él confesó que este y otros crímenes los había ordenado el parapolítico Pedro Pestana.

Alias ‘Andrés’ dijo que “el paraco no llega  en carro de alta gama, el paraco anda en moto vieja, entonces más pudo ser la gente de Pedro Pestana o fue la gente de él”.

Mejía delató a Pestana porque según le contó a la Fiscalía, él ‘indio’ lo traicionó y lo mandó a matar dos veces, cuando sintió que podía incriminarlo y revelar sus secretos mientras pagaba una condena en la cárcel por porte ilegal de armas.

Pero sus confesiones arreciaron la ira del ‘Médico’, como también lo conocen en Córdoba, y amenazaron a su familia.

Así se lo contó a la Fiscalía, antes de desertar del programa de testigo y ceder a las presiones de Pestana para cambiar su versión a cambio de 100 millones de pesos.

Publicidad

Desde entonces, las autoridades perdieron su rastro hasta junio pasado cuando en twitter contactó al Director de la Policía y a la Fiscalía diciendo tener pruebas de cómo sobrevivió a cuatro atentados de Pestana y cómo el supuesto abogado del indígena, lo obligó a cambiar de versión. 

Noticias Uno tuvo acceso a la declaración de alias Andrés ante una notaría y la Fiscalía, donde aportó chats y audios que señalan a Pestana de querer comprar su silencio para no revelar sus crímenes, que según el integrante de las bacrim, eran financiados con dinero de la EPS indígena Manexkca.

 

Alias Andrés relata cómo en febrero de 2017, el supuesto abogado de Pestana lo citó en su oficina en Barranquilla, para ajustar cabos que habían quedado sueltos en una declaración notarial anterior, y así limpiar el nombre de Pestana. 

En el audio, el abogado le dice mientras se ríe, que en la nueva retractación manipularían su versión inicial a la Policía, y mencionarían a conveniencia al sargento de la Dipol en Barranquilla, de apellido San Juan, que recibió el testimonio.

A pesar de acceder a la falsa retractación, Pestana habría incumplido el pago del dinero acordado por lo que alias Andrés fue a buscarlo a su resguardo, donde supuestamente paga una condena por parapolítica, pese a que es prófugo de la Corte que obligó trasladarlo a una cárcel ordinaria.

Antes de este encuentro, Alias Andrés fue contactado por el nuevo comandante de las bacrim en la zona:

Otro de los emisarios de Pestana para que cambiara de versión fue Toño Salazar, mano derecha del ‘médico’ y padre de Giovany Arango, una de sus fichas en Manexca.

Antes de ser encontrado muerto en noviembre de 2016, le dijo que quería contar lo que sabía del desfalco a la EPS

En la reciente declaración ante la Dijín, la Fiscalía y una notaría, el integrante de la bacrim dejó constancia que se ratifica en su versión inicial donde incrimina a Pedro Pestana, hermano de la senadora Yamina Pestana.

Pedro Pestana ha negado los señalamientos mientras sigue prófugo de la justicia evadiendo el fallo de la Corte.

¡Qué Tal Esto!