Un hombre declarado muerto por los médicos tras un grave accidente de moto, dio señales de vida en la mesa de autopsias antes de su examen, confirmó un funcionario de los servicios sanitarios.

El hombre de 27 años, de la ciudad sureña de Mahalingapur, en India, fue trasladado a un hospital privado en estado crítico el pasado fin de semana, donde los médicos lo declararon muerto.

A continuación, su familia trasladó el “cuerpo” a un hospital público cercano, donde el lunes se le realizaría la autopsia.

De regreso a la vida

Sus familiares declararon a la prensa local que un patólogo vio cómo el cuerpo se movía repentinamente en la mesa de autopsias.

 

 

Un funcionario de los servicios de salud confirmó el incidente y dijo a la AFP que el joven fue ingresado inmediatamente en otro hospital, donde su condición estaba mejorando.

El funcionario reconoció que los médicos del centro privado habían dado muestras de “mal criterio”.