La tormenta ciclón ya ocasionó 30 muertes y hasta en su extremo sur, en La Florida, se han presentado nevadas que tienen al país paralizado.

Una tormenta invernal llamada por los expertos como “bomba meteorológica” tiene golpeado al noreste de Estados Unidos. La acumulación de nieve ha llegado casi a medio metro y los vientos que superan los 95 kilómetros por hora son capaces de derribar árboles y causar daños estructurales.

Según las autoridades unas 30 personas han muerto y 4 mil vuelos han sido cancelados en aeropuertos como el John F Kennedy de Nueva York o el Logan de Boston. Por primera vez en 28 años, el estado de Florida, uno de los más cálidos de la Costa Este, registró una nevada.

Los estados de Nueva York, Nueva Jersey, Maryland y Virginia están en estado de emergencia por las tormentas de nieve. Este fin de  semana se esperan que las temperaturas lleguen a menos 40 grados.

En ciudades como Filadelfia y Boston las escuelas se mantendrán cerradas ante el peligro de que los alumnos y maestros sufran hipotermia.

El clima extremo tiene en alerta a todos las instituciones de emergencia porque en esta ocasión está azotando con más fuerza por la presión del aire que como está baja, hace poderosa a la tormenta.

Noticias UNO