Un gran susto se llevaron los habitantes de un barrio en el occidente de Medellín en donde una mujer, al parecer bajo los efectos de estupefacientes, se subió a uno de los cables de energía de alta tensión y lo cruzó.

Mientras la mujer se pasa el cable la comunidad le pedía que se bajara debido al alto riesgo.

La mujer hizo caso omiso y luego de estar suspendida varios minutos cayó en el tronco de un árbol. La intrépida ciudadana sobrevivió y solo presentó traumas de tórax.