Una mujer se salvó de ser abusada sexualmente gracias a una mentira que se le ocurrió en el instante en que estaba en peligro. Según el diario Daily Mail de Reino Unido, la mujer decidió toser y decir que era de Wuhan para espantar al delincuente.

Ella fingió toser y gritó ‘Acabo de regresar de Wuhan’”, describió el medio inglés.

El sospechoso, que fue identificado por la Policía como Xiao, de 25 años de edad, salió asustado de la casa de la mujer en el municipio de Pingba, en la ciudad de Jingshan, a unas tres horas en carro de Wuhan.

Sin embargo, alcanzó a robarse cerca de 340 euros, aproximadamente 1.267.000 pesos colombianos.

La noticia fue revelada por la Oficina de Seguridad Pública de Jingshan en una publicación en las redes sociales locales.

Este martes 4 de febrero, el número de muertes confirmadas por el nuevo coronavirus en China aumentó a por lo menos 490, después de que las autoridades de la provincia de Hubei anunciaran este miércoles otros 65 fallecimientos.

La Comisión provincial de Salud de Hubei (centro), foco de la nueva epidemia, también dio cuenta de un fuerte aumento del número de personas infectadas, con 3.156 nuevos casos confirmados.

*Con información de AFP