La mujer italiana, de 37 años, se habría ido a otra ciudad con su pareja sentimental en un viaje y abandonó a su bebé; Alessia Pifferi llegó a su casa y encontró a la niña muerta.

La mujer dejó a la menor bañada, con un tetero y sobre una cama de camping, situación que la menor ya habría vivido dos veces antes y había logrado sobrevivir.

Le puede interesar: Hombre murió tras ser estrangulado por su serpiente mascota: la policía mató al animal a disparos

La mujer viajó a Leffe, en Bérgamo, y le mintió a su pareja sobre la pequeña llamada Diana, pues según las declaraciones, la mujer afirmó que le dijo que había llevado a la niña con su hermana para que la cuidara.

Tras llegar del viaje, y ver que la menor había fallecido, la mujer pidió ayuda y llamó a la policía y a una ambulancia; sin embargo, cuando contó la verdad a las autoridades, confesó que sabía que existía la posibilidad de que llegara y encontrara a la niña muerta.

Pifferi espera la confirmación de su detención por el cargo de homicidio voluntario con el agravante de premeditación y motivos fútiles.