29/11/2017

A las 9:24 p.m. de este 28 de noviembre murió Magín Díaz, más conocido como el Orisha de la Rosa. Falleció en Las Vegas, Estados Unidos, a donde había emprendido un viaje para asistir a la ceremonia de los premios Grammy Latino, luego de estar nominado en dos categorías.

Recibió uno de los galardones y con 95 años se posicionó como el nominado y ganador más veterano en esta ceremonia, asimismo fue nominado a un Grammy Anglo.

“Magín un hombre recio, guapo y decidido, un digno hijo de la yuca y el pescado, con la convicción de hacer historia y el deseo de ir a Estados Unidos “pa’ ir a que me conozcan, pa’ que me vean bailar y cantar”, emprendió el viaje más decisivo de su vida artística”, indica el comunicado oficial firmado por su hijo Domingo Díaz.

El viaje hacia Las Vegas fue respaldado por los médicos de Díaz, “emprendimos el viaje para, el 16 de noviembre, recibir noticias de sus nominaciones y mostrarle al mundo que aún así, “viejo y trabajoso” -como hablaba de sí mismo haciendo mofas-, estaba listo como un roble pa’ ir a donde su arte y música lo llevaran.

Las razones exactas de su partida no fueron dadas a conocer, “por ahora solo compartimos que tuvo una crisis respiratoria. Pese a que el avión-ambulancia estaba disponible, el espíritu maligno no dio espera y Magín, a punto de levantarse, nos dejó”, agrega el escrito.

Según su hijo y equipo de trabajo, el Orisha vivió una vida plena, larga y creativa. Logró realizar los sueños de inmortalizarse a través de su música, de trascender en la historia, de reivindicar el legado de sus ancestros y lograr recibir el reconocimiento de su país, del mundo artístico y de la industria musical.

María Camila Solorza – CM&