Hasta este lugar, la iglesia del Cantón Norte, ubicada en las instalaciones de la brigada 13 de Bogotá, que hace 13 años comandaba, llegó para ser velado el cuerpo sin vida del coronel Luis Carlos Sadovnick.

Uno de los oficiales presuntamente implicado en los confusos hechos y desapariciones de personas durante la toma y retoma del Palacio de Justicia en 1985.

Como si devolviera su vida a los días de la toma, el féretro del coronel, conocido en las grabaciones como “arcano 5” durante la operación de palacio, paso frente al comando que un día ocupo, y su cuerpo se vela a escasos metros del lugar donde esta detenido por los mismos hechos el coronel Alfonso Plazas Vega, entonces bajo sus ordenes.

Sadovnick falleció en club militar de oficiales al occidente de Bogotá

“el señor coronel llegó a la oficina y entró en shock. La ambulancia entró inmediatamente la doctora lo atendió y dictaminó que fue muerte súbita”.

Y es recordado además de sus logros militares por varias ordenes suyas durante la retoma al palacio.

Una, es la que hace referencia a “la abogada”, se la impartió al coronel Edilberto Sánchez cuando éste le dijo que se habría escapado confundida entre los empleados del palacio.

Publicidad

“La abogada” presuntamente podría ser la guerrillera del M-19 Irma Franco, quien 23 años después no ha aparecido.

En otra conversación el hoy fallecido coronel Sadovnick cuyo cuerpo reposa además frente a la escuela de caballería donde supuestamente, se llevaron a cabo torturas a los desaparecidos, le trasmitió a su superior, el general Jesús Armando Arias Cabrales, “arcano seis” otra llamativa orden.

Sadovnick que se llevó a la tumba los secretos de la toma y retoma del Palacio, estaba libre, pero seguía vinculado al proceso, murió sin ser juzgado.