A las 9:45 de la noche murió de un paro cardiaco en sus 99 anos, Alexander Solzenicyn, uno de los más destacados escritores rusos del siglo pasado, premio nobel en  1970 y símbolo de los disidentes quienes se opusieron al régimen comunista.

Solzenicyn nació un año después de la revolución comunista el 11 de diciembre 1918. Luego de luchar en la segunda guerra mundial fue condenado por una crítica dirigida a Stalin y enviado a Siberia, a los campos de concentración.

Publicidad

Salió de prisión ocho anos después, por su estado de salud. Pero solo hasta 1962 comenzó a ser reconocido como un gran escritor, cuando la revista Nueva Paz publicó la primera parte de su legendario libro Un día de Ivan Denisovich, en donde el autor describe los horrores de los campos de concentración del Gulag en  la Unión Soviética.

Debido a la presión política, no pudo recibir el premio Nóbel hasta 1970. Luego de escribir La trilogía de Archipiélagos de Gulag fue arrestado por la policía secreta y expulsado del país, perdiendo la nacionalidad rusa.

Volvió en 1994 y paradójicamente fue condecorado por Vladimir Putin, un ex agente de la KGB. Fue la representación de los que tuvieron que vivir el régimen de la unión soviética.  Al final de su vida criticó también la deshumanización de occidente.