Esos teléfonos y computadores no eran ilegales, mediante la resolución 7095 del año pasado, el director general de Inpec los autorizó y, según el sindicato de la entidad, su uso debía ser monitoreado. Esta es la resolución, en ella se le otorgan privilegios a los jefes paramilitares y a los para políticos. La norma dice que los hoy extraditados podían usar Internet y sus celulares pero bajo la vigilancia del Inpec.

El pasado 13 de agosto, el General Eduardo Morales, Director del INPEC, modificó el artículo 10 del reglamento del régimen interno del pabellón de Justicia y Paz para permitir que los jefes paramilitares pudieran usar celular y computador portátil con ACCESO A INTERNET,  pero vigilado por el INPEC.

Según el reglamento, el INPEC también podía monitorear el uso de los celulares.

Sobre la misteriosa desaparición del computador de Mancuso, el Director del INPEC dijo que el pasado 9 de Mayo el paramilitar pidió sacar su equipo porque se le dañó.

El sindicato del INPEC dice que es fácil determinar el responsable.

El Director del INPEC también dijo que la Dijin prestó apoyo para reforzar la cadena de custodia de los equipos de los paramilitares y que la fiscalía puso a su disposición dicho material.