Finalizó hoy, y de mala forma, la salida de Ecuador de los delegados del ELN en el diálogo de paz con el Gobierno.

Al enterarse por televisión de la decisión de presidente Lenín Moreno de no acompañar más esa negociación, las delegaciones le habían pedido que mantuviera la sede hasta el fin del quinto ciclo, previsto para el 18 de mayo. La petición fue negada, Ecuador les hizo saber a las delegaciones que lo mejor era que salieran del país lo más pronto posible. Tanto el Gobierno como el ELN buscan que este traslado imprevisto no afecte la meta de pactar un nuevo cese bilateral del fuego antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

Las delegaciones buscan acordar antes de este viernes una nueva sede entre los cuatro países que se han ofrecido: Chile, Brasil, Alemania y Noruega.

Yo creo que va a ser Chi-Chi-Chi-le-le-le, Chi-Chi-Chi-le-le-le.