El procurador general, Fernando Carrillo, alertó por el incumplimiento de las normas que protegen los bienes de interés cultural, declarados como centros históricos.

El jefe del Ministerio Público emitió un memorando en el que les recuerda a los ministros de Cultura y Vivienda, a los alcaldes y gobernadores que deben adoptar medidas para conservar y rehabilitar los bienes considerados como patrimonio cultural.

La Procuraduría ha alertado por casos como el de Cartagena, donde se ordenó la demolición del edificio Aquarela, dada su cercanía con el castillo de San Felipe. El procurador les pidió a los mandatarios locales que incluyan en los planes de ordenamiento medidas para preservar los edificios y bienes históricos.