Durante las cumbres presidenciales, los jefes de Estado tienen momentos de recreación e informalidad.

Para la prueba, estas anécdotas contó uno de los jefes de Estado que asistió a las numerosas reuniones cumbre que tuvieron lugar esta semana en la sede de las Naciones Unidas: el presidente del Perú, Martín Vizcarra, contó que a él le ha tocado enfrentar momentos difíciles y observó que en los últimos meses y por cuenta del escándalo de Odebrecht, un expresidente se suicidó y tres más están presos. Uno de los mandatarios le preguntó a Vizcarra: «Presidente, ¿y usted ya tiene seguro de vida?».

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, caracterizado porque habla largo pero es ameno, contó que en una reciente reunión con los presidentes del Senado y la Cámara, que son oposición a su gobierno, le preguntó al presidente de la Cámara: «Diputado, ¿usted qué profesión tiene?»; el diputado le contestó que era veterinario. «¿Y usted ha tenido oportunidad de atender a sus colegas?».

Otro presidente le preguntó al presidente Duque si dormía bien o tenía muchas pesadillas. Duque respondió: «Yo duermo muy bien. Para mí, las pesadillas comienzan cuando me despierto!».