La EPS Saludcoop, que lideró Carlos Palacino por varios años, se fue a liquidación en noviembre de 2015. Desde ese entonces, se comenzó a ver el descalabro financiero de Saludcoop, que ascendió a $ 1,37 billones.

Hoy, la agente liquidadora de la EPS, Ángela María Echeverri, reveló que la empresa solo logrará pagar a clínicas y hospitales el 50 % de la deuda, es decir, cerca de seiscientos cincuenta mil millones de pesos.

Como dice el refrán: «¡El resto de platica voló, voló y voló! ¿Qué pasó con las clínicas del grupo Saludcoop? Aparte de los casi cinco millones de afiliados que tenía la EPS Saludcoop, las nueve clínicas que tenían entre sus activos están en liquidación. No han pagado los arrendamientos, desaparecieron los equipos médicos, ni lo básico de aseo tienen y hasta les cortaron los servicios de agua y luz.

La liquidación está intentando vender las paredes de los inmuebles y recuperar algo de dinero para pagar las deudas y por eso le tocó iniciar las acciones de lanzamiento del arrendatario de las clínicas. Ya lograron retirar a Esimed de dos clínicas de Cali, ¡pero faltan siete! ¡Qué desastre!