Le salió cara a Germán Moreno Casallas la gerencia de Ecomún, que es la cooperativa que nació con los acuerdos de La Habana y que impulsa proyectos productivos de los excombatientes de las Farc.

Fue acusado por las mismas Farc de malos manejos y además, acaba de ser removido del cargo. En lugar de Moreno Casallas se nombró a Benedicto González, cercano a Jesús Santrich.

Al destituido Moreno Casallas le hallaron muchas irregularidades en su gestión. Los excombatientes miembros de la cooperativa acusan a Moreno por haber firmado un acuerdo con la multinacional minera canadiense Royal Roads Minerals; lo hizo, a pesar de que no tenía la autorización indispensable del consejo de administración. Además, cuando se le pedían informes de gestión, nunca los

entregó; la respuesta de Moreno Casallas fue siempre que el único organismo que podría hacer solicitud e investigarlo era la Fiscalía. También se le acusa de que no hubo claridad en los contratos firmados con el Fondo Colombia en Paz, ni con Fedecacao: los dos contratos suman mil millones de pesos; ese dinero debía ser utilizado para impulsar proyectos de cacao en Guaviare, Meta, Norte de Santander y Putumayo.

La cooperativa Ecomún contratará una auditoría externa para investigar todo el manejo administrativo y financiero de esa entidad. Y lo peor es que Germán Moreno Casallas, alias «Rafael Malagón», está casado con la senadora Sandra Ramírez. Sí señores, Sandra Ramírez, la misma, la viuda de Manuel Marulanda Vélez, alias «Tirofijo».

Como decían nuestros abuelos: ¡en todas partes se cuecen habas!