La escuela internacional de parapente, una moderna estructura diseñada en Floridablanca (Santander) fue financiada con más de veinte mil millones de pesos entregados por la Gobernación de Santander, la Alcaldía de Floridablanca y el Área Metropolitana de Bucaramanga.

El contrato de construcción fue adjudicado en 2017, en medio de fuertes cuestionamientos; el ganador fue el polémico zar de la contratación en Santander, Julián Serrano, quien por medio de la firma Invernota S. A. S. se comprometió a entregar la obra en un año.

La estructura está situada en un exclusivo mirador en La Mesa de Ruitoque, con vista privilegiada hacia Floridablanca, Bucaramanga y Girón, ¡todo un espectáculo! La obra tendría salones de formación, pistas de despegue y aterrizaje, baños, parqueaderos, cafetería y una planta de tratamiento de aguas residuales, pero han pasado cinco años y la obra no se ha terminado, a la fecha tiene dos adiciones presupuestales y el constructor dice que le falta dinero para terminarla.

Un grave detalle de este megaelefante volador es que al constructor se le olvidó ponerle redes eléctricas y construirle la pista para despegue y aterrizaje de los parapentistas. La Procuraduría y la Contraloría ya le pusieron el ojo a esta obra.