La Fiscalía logró la judicialización de César Rafael Tocagón Peña, un ciudadano ecuatoriano que aparecía como un comerciante de ropa, tejidos, zapatos y artesanías de su país. 

Resultó, sin embargo, que se le acusa de proveer de armas, explosivos, víveres, uniformes y otros elementos a las disidencias de las Farc en el oriente del país.

Este hombre tenía almacenes en La Macarena (Meta), San Vicente del Caguán (Caquetá) y otros municipios de la región; de esta manera, mantenía un alto movimiento de mercancía que le permitía ocultar fusiles y munición de diferentes calibres, y distintos artículos que le solicitaban alias «Gentil Duarte» y otros cabecillas de la estructura llamada Jorge Briceño.  

Adicionalmente, se estableció que Tocagón Peña, presuntamente, frecuentaba los campamentos de las disidencias de las Farc y suministraba información sobre los movimientos de la fuerza pública para facilitar la planeación de acciones terroristas. Durante la captura fueron incautados dos celulares que contienen datos relevantes sobre sus contactos y proveedores.