Con una estrategia interinstitucional, acompañada de un fuerte componente militar y policía,  el  vicepresidente Óscar Naranjo llegó hasta el departamento de Guaviare, zona que concentra el mayor número de disidentes de las Farc. Desde allí el alto funcionario aseguró que estos cabecillas serán perseguidos hasta neutralizarlos. 

Naranjo activó el Centro Estratégico de Operaciones que articula las capacidades del Gobierno para combatir el narcotráfico, «12 agencias del Gobierno coordinadas para trabajar en avanzar en la interdicción y atacar esta problemática. Estamos próximos a completar 35 mil hectáreas erradicadas que se suman a un proceso de sustitución donde de 115 mil familias 20 mil ya han firmado acuerdos individuales».

En el caso del Guaviare, el Vicepresidente constató que las hectáreas erradicadas ascienden a 3.607 en el departamento.

Durante la jornada, el General Naranjo destacó las labores de interceptación de las cadenas del narcotráfico «esta estrategia debe tener el equilibrio perfecto entre la erradicación forzosa y la sustitución voluntaria, del 1 enero a hoy cerca de 33 mil hectáreas, que equivalen al 67,4 % hectáreas de erradicación forzosa. Es un avance sustancial».

Frente a las relaciones con EE.UU, el General ratificó «somos aliados históricos, lo que permite hoy enfrentar este problema de manera articulada y coordinada. El Gobierno de Estados Unidos está preocupado y nosotros compartimos esa preocupación, pero no podemos inmovilizarnos ni ir a un debate estéril. Se trata de trabajar de manera conjunta».

Al cierre de la jornada, el General Naranjo felicitó a la Fuerza Pública por sus esfuerzos en materia de erradicación, además de reconocer los buenos resultados en las labores de interdicción que se adelantan para avanzar en la lucha contra el narcotráfico.

WILSON MORENO – CM&