Después de pactado el cese definitivo al fuego entre el gobierno y las Farc, grupos neoparamilitares parecen estarse reactivando, la comunidad de paz de San José de Apartadó denunció que esta semana varios hombres armados y uniformados llegaron a notificarle que se van a quedar en la zona y que los civiles serán su escudo.