Netanyahu reafirma apoyo a EE. UU. y amenaza con un «duro golpe» si le atacanmundoFoto: AFP

Netanyahu reafirma apoyo a EE. UU. y amenaza con un «duro golpe» si le atacan

EFE - 8 de enero del 2020 6:38 am

El primer ministro en funciones israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró hoy que su país dará un «duro golpe» si es atacado y felicitó a EE. UU. por matar al comandante iraní Qasem Soleimaní, tras el ataque iraní de represalia a dos bases con presencia norteamericana en Irak.

«Qasem Soleimaní fue responsable de las muertes de incontables inocentes. Llevó la inestabilidad a muchos países. Durante décadas, alimentó el miedo, la miseria y el dolor y planeaba llevar a una situación incluso peor», dijo hoy Netanyahu en una conferencia en el Centro Menachem Begin en Jerusalén.

«Felicito al presidente (estadounidense Donald) Trump por actuar rápida, decidida y valientemente contra el architerrorista, que fue el arquitecto y el impulso de una campaña de masacres y terrorismo a lo largo y ancho de Oriente Medio, Irán y el mundo. Es muy importante decir que Israel está al lado de EE. UU. (…), América no tiene mejor amigo que Israel e Israel no tiene mejor amigo que los Estados Unidos de América», añadió.

Netanyahu, que se enfrentará en marzo a nuevas elecciones en el país, sumido en un bloqueo político desde el pasado abril, advirtió que «la tensión regional» y «la lucha entre los extremistas y los moderados continúa».

De un lado, señaló, está «el islam radical encabezado por Irán que trata de atrapar largas partes de la región a través del terror asesino» e intenta «amenazar, asfixiar y destruir» a Israel porque «ha entendido que este país es la fuerza más potente de la cultura occidental» en la región, y del otro, «el sector pragmático, amenazado por los extremistas islámicos, que entiende el significado de luchar por la supervivencia, por la vida, por el futuro».

Israel, aseguró: «se mantendrá firme ante sus enemigos. Firme y fuerte. Cualquiera que trate de atacarnos sufrirá un duro golpe».

La muerte el viernes de Soleimaní, hombre clave de Irán en la región y durante décadas el comandante de la poderosa y temida Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución, que controlaba sus operaciones en el exterior, inició una escalada que ha elevado la tensión en la región.

De momento, esta ha sido respondida por Teherán con los bombardeos esta noche a dos bases estadounidenses en Irak, de los que aún no se ha informado de los daños y tras los que Washington ha puesto en alerta a sus tropas en Siria, donde también podrían extenderse los ataques iraníes. Uno de los temores en Israel son las posibles agresiones desde ese país a su territorio o a los Altos del Golán, que ocupa a Siria desde 1967.

Ayer, el presidente ruso, Vladimir Putin, aliado de Irán en Siria en su apoyo al régimen de Bachar al Asad, visitó por sorpresa Damasco, según algunos analistas israelíes para evitar la extensión de la escalada a ese país.

La situación disparó en los últimos días el precio del barril de petróleo, que superó los 70 dólares y ha hecho que varias aerolíneas, entre ellas algunas europeas como la alemana Lufthansa o la francesa Air France, prohibieran hoy a sus aviones sobrevolar Irán e Irak.

La Comisión Europea instó hoy a las partes a detener la violencia armada y abrir un diálogo, mientras en la dirección opuesta el líder supremo de Irán, Alí Jameneí, aseguró hoy que el ataque contra las bases en Irak (que calificó de «bofetada») no es suficiente» y es necesario expulsar a los estadounidenses de Oriente Medio.