La Corte Suprema de Justicia decidió no tramitar la petición de reparación integral presentada por la Contraloría General de la República, la cual pretendía que el exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons Muskus devolviera el dinero del escándalo de corrupción del cartel de la hemofilia.

El organismo de control buscaba que Lyons Muskus reparara los daños ocasionados al estado por el desfalco a la Gobernación de Córdoba, cuando estuvo en ese cargo, corrupción que habría iniciado en el 2011 y que le costó al erario más de 87000 millones de pesos.

Por este caso, el exfuncionario aceptó cargos y fue condenado a cinco años y tres meses de prisión por el delito de concierto para delinquir, luego que la Corte avalara el preacuerdo que firmó con la Fiscalía General de la Nación.

Según la Sala de Primera Instancia, al momento de firmarse el preacuerdo la Contraloría no se opuso a ello, así como tampoco lo hizo la Gobernación de Córdoba, otra de las víctimas en el proceso.

La Corte también explicó que el concierto para delinquir por el que fue condenado, no está relacionado con los delitos que atentan contra la administración pública como el peculado y la contratación sin el cumplimiento de los requisitos legales.

«El asunto atinente a la reparación de perjuicios por los delitos de peculado y contrato sin cumplimiento de requisitos, simultáneamente imputados a Lyons Muskus, son materia de negociación dentro del principio de oportunidad que tramita la Fiscalía en favor del condenado», indica la sentencia.

Por tal motivo, la Corte Suprema decidió no tramitar la petición de reparación, sin perjuicio que la Contraloría pueda reclamar esto mismo en los otros procesos que se adelantan todavía contra el exgobernador.