Ela Gandhi, nieta de Mahatma Gandhi y activista por la paz, visitó Medellín con un mensaje de no violencia. Pidió al comando central del ELN muestras claras de querer restablecer los diálogos con el Gobierno.

«El secuestro es realmente herir el bienestar de una persona, que esa no es la manera de solucionar las cosas porque eso realmente afecta a la sociedad y realmente no se valora lo que ellos quieren. Si ellos quieren realmente pueden lograr algo bueno para el país, bueno para ellos mismos, bueno para las personas que ellos representan. Deberían sentarse y hablar acerca de lo que realmente es el problema y los problemas que se tienen en la sociedad, insistir en un diálogo porque siempre hay formas de no violencia a través de las cuales uno puede asegurar que las personas pueden sentarse a negociar y hablar», explicó Gandhi.

De igual manera, pidió una base ética con justicia social, contribución y responsabilidad colectivas para lograr transformaciones en la sociedad. Esto dijo sobre el movimiento por la defensa de la educación pública.

«Lo que le podría decir a los estudiantes es que lo que sea que hagan debe ser de una manera no violenta, ellos pueden practicar la no violencia. Tenemos muchos ejemplos de métodos de no violencia a través de los cuales los estudiantes han sido capaces de lograr muy buenos resultados y creo que otra cosa importante es como ellos son estudiantes ellos deben estudiar el problema y deben mirar si realmente lo que están pidiendo es algo razonable o no, o bajo las circunstancias cuál es la prioridad para el bien común».

La activista de 78 años dictó una conferencia a jóvenes de Medellín sobre cómo se puede construir una economía social basada en las personas y el cuidado del planeta.