Lo que comenzó como un día de descanso terminó siendo el día que marcó una tragedia en la vida de la familia Avant en Estados Unidos.

Durante la celebración del Día del Trabajo Lily Mae Avant, de 10 años, pasó la tarde nadando en un lago de Texas. Horas después la menor manifestó a sus padres que padecía fuertes dolores de cabeza que se confirmaron con altos grados de temperatura corporal.

La pequeña Lily fue ingresada a un hospital local debido a su rápido deterioro de salud, luego a un centro asistencial para menores.

El departamento de servicios de salud del estado de Texas dijo a medios locales que la niña padeció una meningoencefalitis amebiana primaria, una infección del cerebro producida por la ameba Naegleria fowleri, conocida como la «ameba comecerebro».

Publicidad

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) dicen que esta ameba es un organismo vivo unicelular que se encuentra comúnmente en agua dulce templada como lagos y ríos. La ameba ingresa al cuerpo a través de la nariz, viaja al cerebro y destruye el tejido cerebral.

“Para que esto le suceda cuando había tantas otras personas en las mismas aguas en los mismos días, simplemente no entendemos por qué le tocó a ella”, indicó Crystal Warren, tía de la menor.

La escuela primaria Valley Mills, donde Lily era una estudiante de quinto grado, confirmó su muerte a través de Facebook, diciendo que el distrito escolar “está profundamente entristecido por la pérdida de Lily Avant. Lily fue una bendición absoluta para nuestra escuela primaria. Fue una estudiante sobresaliente, pero lo más importante, Lily fue una persona increíble y amiga para todos”.

Entre 2009 y 2018, solo se informaron 34 casos de infección por Naegleria fowleri, como se conoce científicamente, en Estados Unidos. Solo cuatro personas de los 145 casos conocidos sobrevivieron entre 1962 y 2018.